En UNICACH reconocen legado de Cuauhtémoc López-Sánchez

  • EDITORIAL
  • 12 • Mar • 2017
  • Editor
  • Boletin No. 54
  • 245 click
1703120-

Rector preside homenaje póstumo del abogado e historiador

La Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) reconoció la aportación académica, política y pública del destacado abogado e historiador chiapaneco, Cuauhtémoc López-Sánchez Coello (1943-2011), ex rector de esta casa de estudios, quien también fue diputado federal y presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

El rector de la UNICACH, Adolfo Antonio Guerra Pérez presidió el emotivo homenaje póstumo que reunió en el Auditorio de Rectoría de dicha institución a familiares, amigos y colegas de Cuauhtémoc López-Sánchez Coello, quienes rememoraron pasajes de su vida y su legado en distintos ámbitos.

En este contexto, el rector señaló que la UNICACH debe su autonomía universitaria a la visión y empeño de López-Sánchez, quien la gestionó y fue concedida en el año 2000, además construyó “un horizonte de programas, obras de infraestructura y proyectos que brindaron rumbo y sustentabilidad” a esta institución educativa.

Guerra Pérez recordó al homenajeado “como un hombre íntegro, de estatura intelectual y moral, que al tiempo de construirse a sí mismo en la virtud y el mérito, como caminos inequívocos, contribuyó a la cultura y a las instituciones públicas de su terruño querido y de nuestra patria”.

Destacó que su aporte en el ámbito de educación superior fue reconocido por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en donde como funcionario y académico dejó honda huella en el quehacer universitario.

Hermilo Alejandro López Sánchez Cervantes, hijo del homenajeado habló de la personalidad de su padre, a quien definió como una persona inteligente, seria, gran conversador, ameno, sárcastico y simpático, que no necesitaba mucho para disfrutar la vida.

En el plano familiar lo recordó como una persona ecuánime y sereno en momentos difíciles,  cuyas aspiraciones nunca fueron mundanas, sino de servicio a Chiapas y la nacion,  que creía y practicaba la lealtad y el agradecimiento.

Una de sus cercanas colaboradoras, Silvia Hernández Alvarado afirmó que "las vidas y trayectorias como la de Cuauhtémoc López-Sánchez, que por su fuerza trascienden las malas voluntades, solo hay que dar tiempo al tiempo".

López-Sánchez fue rector de la UNICACH  de 1999 al 2001, por lo que Hernández Alvarado expresó "bienvenido de vuelta a casa rector Cuauhtémoc López-Sánchez".