Estudian en UNICACH impacto de urbanización en temperatura

  • EDITORIAL
  • 09 • Ago • 2017
  • Editor
  • Boletin No. 9
  • 102 click
1708203-

Investigadores de Ciencias de la Tierra realizan simulaciones

Para determinar la afectación térmica que generaría el aumento de la mancha urbana de Tuxtla Gutiérrez, hacia la zona colindante con los municipios de San Fernando , Berriozábal y Chiapa de Corzo, así como el Cerro Mactumatzá, investigadores del Centro de Investigación Gestión de Riesgos y Cambio climático (CIGERC) de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), realizan un estudio basado en un modelo computacional meteorológico matemático.

El encargado de Despacho de Rectoría de la UNICACH, Luis Alfredo Sierra Sánchez dijo que a través de la investigación los univeresitarios aportan valiosa información para el fortalecimiento de políticas públicas.

En dicho modelo se realizan simulaciones con datos actualizados del Instituto Nacional de estadística y Geografía (INEGI), sobre los cambios de los usos de suelo alrededor de la capital chiapaneca y el comportamiento de la mancha urbana, con lo cual se determinará hacia que zona es más conveniente la urbanización, para reducir el impacto térmico, teniendo en cuenta que las capas de vegetación funcionan como reguladores de la temperatura, detalló Emanuel Díaz Nigenda profesor- investigador de la licenciatura en Ciencias de la Tierra de la UNICACH.

Debido a la deforestación en Tuxtla Gutiérrez, las islas de calor van en aumento hasta alcanzar los 37 grados de temperatura, situación que puede evitarse con el uso materiales como el adoquín y piedras, en lugar de concreto en las calles, lo que favorecería la infiltración de las aguas pluviales y mantiene la firmeza del suelo, evitando el arrastre de sedimentos por acciones de la deforestación y en consecuencia las inundaciones, señaló.

El ordenamiento territorial es casi nulo en Tuxtla Gutiérrez, ya que a pesar de que la zona sur oriente (laderas del cerro Mactumatzá) se ha determinado como una zona de deslizamientos de laderas, se siguen edificando construcciones haciendo caso omiso a las autoridades, enfatizó Díaz Nigenda.

El proyecto de investigación que culminará en diciembre próximo cuenta con la colaboración de los investigadores, Williams Vázquez Morales, Horacio Morales Iglesias y de la alumna de la licenciatura en Ciencias de la Tierra, Marina Zavaleta Palacios.