Más capacidad científica y tecnológica de la UNICACH en Villa Corzo


  • Otorga CONACYT recursos para equipamiento mayor

  246 vistas
  10 de Septiembre de 2121

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) obtuvo el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para incrementar las capacidades científicas y tecnológicas de la subsede Villa Corzo mediante la adquisición de equipo mayor. 

El proyecto “Fortalecimiento del Laboratorio de Biofertilizantes y Bioinsecticidas de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, sede Villa Corzo” fue seleccionado en la convocatoria “Apoyos a la ciencia de frontera: Fortalecimiento y mantenimiento de infraestructuras de investigación de uso común y capacitación técnica 2021”.

El objetivo es “fortalecer y potenciar la docencia, la productividad en investigación, desarrollo tecnológico y formación de recursos humanos, además de promover y fomentar la vinculación de la UNICACH con la sociedad mediante la generación y transferencia de conocimiento nuevo, a partir de la adquisición de equipo científico especializado mayor.”

Este proyecto fortalecerá las líneas de investigación de los participantes, del Cuerpo Académico Agroforestería y Desarrollo Rural y de la Maestría en Ciencias Agroforestales, informó responsable técnico del proyecto, Miguel Ángel Salas Marina.

“Por otro lado, se fortalecerá la formación de recursos humanos de los programas de licenciatura en Ingeniería Agroforestal y de la Maestría en Ciencias Agroforestales, y con ello se incrementará el desarrollo de investigaciones de mejor calidad y de frontera, impulsando y potenciando la competitividad y productividad en las investigaciones, generando conocimiento nuevo, básico y aplicado”.

Aunado a esto, será posible prestar mejor apoyo al sector social agrícola del país a través de asesoría y asistencia técnica en sistemas de producción agrícola y principalmente en el diagnóstico y manejo de plagas y enfermedades.

Estas actividades tienen énfasis en el uso del control biológico como un componente biorracional efectivo, en sus esquemas de Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades (MIPE), con el fin de garantizar la inocuidad y seguridad alimentaria y la estabilidad de la producción orgánica de la región sureste a través de la producción de biofertilizantes.

Otro proyecto de la UNICACH beneficiado en esta convocatoria es el denominado “Consolidación de la infraestructura del laboratorio de investigación y desarrollo de productos funcionales (LIDPF)”, de la Facultad de Ciencias de la Nutrición y Alimentos.